jueves, 7 de abril de 2016

Un día tonto hablando del Rol

¡Buenos días, gente de la tribu!

Hace poco, un amigo rolero y bloguero, planteaba unas preguntas en un foro del que formo parte desde hace muchos años, GloranthaHispana.
¿Cual es la finalidad de un juego de rol? y ¿cual consideráis que es el equilibrio entre interpretación y el objetivo de la partida?
Como nunca me he puesto a escribir en este blog sobre teoría y práctica del rol (y como hace un webo que no escribía nada por aquí), en vez de contestarle allí, aprovecho ;D

Pues ..., veamos, uff :D
Voy a empezar a escribir a ver si llego a algo coherente.

En principio, a la primera pregunta, respondo que la finalidad principal del juego es divertirte en compañia, es una actividad de ocio grupal.
Peeero, la diversión se puede conseguir de muchas maneras y no todos compartimos el método para llegar a esta. El juego de rol ofrece muchas posibilidades que a mi me parecen un perfecto terreno de experimentación pero, mi visión no es la única, claro.
¿A cuantos actores habéis oido declarar que solo les gusta interpretar al mismo personaje una y otra vez, que no quieren papeles distintos?
Bueno, pues hay jugadores que si lo dirían, sorprendente ¿eh?.

Creo que no es algo estricto que siga a rajatabla pero, como director, si que espero que se sigan, en cierto modo, unas pautas de comportamiento cercanas a la descripción inicial e intereses del PJ dentro de su entorno.
Por ello, me apaño algún truquillo o propuesta para que los PJs sean menos como sus jugadores (recordatorios, avisos, premios), animandoles a explorar las diferencias.
O doy a cada jugador un PJ que sea más como ellos y así cuadran al 85% :D
Seh, muchas veces hago yo los PJs. (o_o)

En cuanto al equilibrio entre historia e interpretación, al sumergir a los Jugadores en la historia, procuro no dirigir con PJs activamente opuestos a la misma. La actitud "me cago en la historia por que el mundo (me) ha hecho así mi PJ" me enerva.
Prefiero hablar con el jugador para que entienda que, incluso un PJ opuesto puede encontrar razones, dentro de su naturaleza, para colaborar en los objetivos comunes y dejar que la historia fluya, aunque sea tomando un desvío. Un master preparado puede improvisar grandes cambios.
Es verdad que, si casi todos los jugadores de la mesa pasan de la historia, sin ofrecer nada interesante a cambio, me frustro y me desespero, a no ser que la partida vaya de "idas de olla" y la historia importe poco.

Es complicado buscar un equilibrio pues, la historia, no va a tener siempre la misma importancia en todas las partidas. Una partida puede comenzar cuando la historia ya ha ocurrido y la gracia está en descubrir como reaccionan los PJs, la interpretación aquí sería lo que más importe.
(o las tiradas de dados y reglas de juego, si la interpretación no es vuestro punto fuerte ;)
Pienso que, para conseguir el equilibrio adecuado, tanto el director como los jugadores deberían ser conscientes de esta situación y buscar ese equilibrio entre todos.
Si no se hace cooperativamente, el director tendrá que ir corrigiendo el equilibrio a cada momento, algo agotador, ¿frustrante?, ¿abrumador?.

Como jugador me gusta seguirle el juego al PJ que me ha tocado o he previsualizado, aunque sea absurdo, tomando conciencia de que existe gente absurda en el mundo real :D
Sin embargo, me preocupo de no bloquear la historia del master, soy demasiado curioso para anular toda posibilidad de enterarme de lo que tiene preparado :D
Creo que el esfuerzo de un jugador debe ir dirigido a encontrar un sentido, dentro de la personalidad del PJ, que lo mueva a seguir esa senda. Puede llegar a ser muy interesante responderte cuestiones como "Lo va a hacer pero ¿por que haría este tipo algo así?".
Creo que así descubres como es realmente y le sacas profundidad al PJ.
- "Al PJ se le descubre jugando, no antes de sentarte a la mesa".
Por supuesto, hay muchos a los que esto se la pela bastante. Jugando la partida de otro, me hace torcer el morro un jugador que use su PJ como excusa para tocar las narices al director (no nos hemos reunido para eso ¿verdad?). Me molesta otra actitud, la del que fastidia momentos geniales de la historia con arranques powergamer, para "mejorar su PJ", rompiendo la atmosfera de la sesión de juego, aún más, si esas rupturas chocan con la personalidad del mismo PJ, un sinsentido dentro de la escena.
¡Tío/a, esperate a que acabe la escena!, ¡que está quedando molona y luego ya hablamos de como se le hinchan los musculos a tu mago-berseker!, que de seguro nos deja a todos los presentes obnubilados ante tal portento.

Si este comportamiento se vuelve generalizado en la partida, entonces no puedo tomarmela en serio y me sumo al pitorreo, como los demás, aún así, intento que las coñas tengan que ver con la partida y los PJs, que sean internas al mundo o con guiños de metajuego, aunque nos riamos fuera los jugadores a costa de los ignorantes PJs.


Dicho todo esto, cada cual se sienta a la mesa buscando una cosa, que no tiene por qué ser la misma que buscan los demás.
Y yo tambien tengo días tontos, como cualquiera ;D

10 comentarios:

Joaquin dijo...

No me sorprende tu postura, pues como ya nos conocemos y hemos compartido algunas partidas, sé de qué pie cojeas. Pero constato que coincidimos completamente en esta actitud, tanto como master y como jugador.

Gran Orco dijo...

Estoy contigo en todo. TIene que haber un equilibrio entre lo necesario para continuar la historia y lo que haría el personaje. Dejo libertad para hacer PJ, pero si veo que su interpretación puede ser contraproducente para el devenir de la historia, le digo al jugador que se haga otro.

Thorkrim dijo...

Gracias a ambos por leer y escribir, voy a tener que ser más polémico para provocar opiniones enfrentadas o ganarme algun "hater" :P

Yo, en principio, si veo una interpretación fuera de tiesto, no le hago cambiar de PJ directamente, una cabeza de caballo en la almohada al despertar obra maravillas en el caracter de los jugadores xD

Runeblogger of the Runeblog dijo...

Totalmente de acuerdo. Aunque a mí se me hace muy pesado controlar si un PJ actúa o no según su personalidad, a menos que sea simplemente un adjetivo, como "pacífico" o "agresivo", normalmente son los otros jugadores quienes lo comentan.

Thorkrim dijo...

Me parece que eso sería lo ideal, que los demás jugadores o incluso el mismo que interpreta al PJ se plantee esa duda en voz alta.
La decisión en base a interpretación frente a la continuidad de la trama o al puro interés de logros abstractos para favorecer a su PJ.
Gracias por pasarte a comentar :)

Master Gollum dijo...

Me siento halagado que una simple pregunta te haya motivado para escribir toda una entrada en tu blog :) gracias!!

Afortunadamente nunca me ha tocado tener un jugador "troll" que se dedique a boicotear la partida. La pregunta no iba tanto en esa dirección, si no más bien en otra, un poco distinta. Si el objetivo de la misión entra en conflicto directo con tu visión del personaje ¿Hasta que punto lo fuerzas a seguir ese objetivo? ¿Es el objetivo más importante que la concepción del personaje?

Pongo un caso concreto. En la última partida mi personaje samurai se le pedía hacer algo que entraba en conflicto directo con su concepción del honor. Los samurais no son precisamente las personas más flexibles del mundo, y el que yo llevaba lo era todavía menos. Se le ordenó hacer algo que él estaba en contra. Al no poderse oponer a la orden, pero tampoco cumplirla, solo tenía una salida honrosa. Así que se hizo el seppuko.

A mi sí que me ha tocado hacer de "policía" de los jugadores, en plan "tu personaje no haría eso, haz otra cosa". No porque entrase en conflicto con la partida, si no con lo que se supone que es el personaje que se está interpretando. No es que sea habitual, pero sí que me ha ocurrido más de una y dos veces.

Lo que sí que creo que no me ha ocurrido nunca, o al menos no los últimos lustros de juego, es que los jugadores se rebelen contra la trama. Al crear yo siempre mis propios módulos, las historias las diseño "para esos personajes", por lo que es muy difícil que el jugador se sienta tentado a ir en contra del objetivo final de la misma.

Thorkrim dijo...

De nada hombre, los ánimos para escribir surgen de los sitios más inesperados ;)

Es muy posible que los gritos de "mis demonios interiores" no me permitieran atisbar la semilla de tu inquietud :P

Desde mi punto de vista, si entiendes que estas "forzando" algo, es que hay algo que no te cuadra, que tendría una mejor solución. Si la "mejor solución" aparece bajo la interpretación de un código incuestionable, aunque suponga el fin de la vida de un PJ, puede que sea su mejor final en esta trama.
Si tiene sentido y queda bien en la historia, más que otras opciones, la historia debería engrandecerse con ello. Tendrá que haber ahora alguna consecuencia, no puede ser que, su muerte, no haya significado nada para ninguno de los implicados.

Por otro lado, si el PJ es muy importante y tiene mucho que ofrecer aún, quizá la senda más interesante sea la del deshonor, el destierro, algún tipo de condena, que debería hablarse con el director de la partida, pues podría darle mejores ideas que el autodestripamiento ritual de ese PJ.

Mi opinión es que debe ponerse en una balanza, cada vez que exista un conflicto, el objetivo de los PJs con la interpretación más fiel de los mismos. La reacción que parezca menos forzada, la que te haga sentir a ti y al resto que has tomado la decisión que mejora más la partida, esa debería de ser la mejor.

Depende xD

Master Gollum dijo...

Bueno es interesante ver otras problemáticas que la verdad es que ni se me habían ocurrido cuando planteé esta pregunta :)

Lo cierto es que me va a costar crear otro personaje que esté a la altura de su predecesor, porque su historia era bastante compleja y me gustaba mucho. Su muerte no ha sido gloriosa, ni necesaria para la partida, ni ha contribuido en nada más que para evitar posibles conflictos. Pero el personaje era así y bajo esas circunstancias no veía otra alternativa sin traicionar su esencia. De hecho el personaje vivía para encontrar una causa justificada para morir, aunque no esperaba que se presentara tan rápido hehe.

Sr. Rojo dijo...

No está mal la entrada, solo por llevarte la contraria te diré que sí que hay muchos actores que sí quieren interpretar muchas veces al mismo personaje, para eso están las series, ¡¡lo que no les gusta es interpretar el mismo papel siempre!! (hay una sutil diferencia entre ambas cosas). Interpretar/jugar al mismo personaje en distintas situaciones (o sea, no siempre la misma obra/película si no cada vez una distinta) te permite profundizar en él y llegar a desarrollos que no se alcanzan muchas veces en dos horas de obra (otras veces sí) y creo que el rol ahonda mucho más en eso al ser tú quien escribe tus textos; vamos, que tienes más control sobre el desarrollo del personaje que un actor.

Thorkrim dijo...

Me congratula su participación, Sr. Rojo :)
No puedo si no darle la razón, al señalar el punto más flojo de mi argumento ;P
En verdad, interpretar al mismo tipo de PJ en distintos ambientes, incluso el mismo papel bajo un prisma opuesto al habitual, puede revelar nuevas y sorprendentes facetas del mismo individuo.

Sin embargo, sigo imaginando a los actores, que afirman querer interpretar al mismo personaje invariablemente, llorando por dentro mientras pronuncian esas palabras, desando que los grandes productores de la industria del cine no vean esa entrevista suya jamás ;D