martes, 19 de abril de 2016

Partiendo al director por la mitad.

Otro tema que roza, de refilón, lo tratado en la entrada anterior.
"Cambiar las decisiones de los PJs buscando mantener junto el grupo"
Hay juegos, diseñados como el D&D, donde el éxito o fracaso de los PJs y la partida, radica en la unión y colaboración entre los miembros del grupo. En estas partidas, la división del grupo es prácticamente un suicidio.
En otros juegos no existe esa necesidad, no pretenden equilibrar ni el grupo de PJs ni los retos a los que se enfrentan. La situación óptima para el Director sigue siendo aquella en que todos los jugadores mantienen sus PJs en un mismo lugar.

Todos los jugadores que acuden a la sesión, esperan poder participar durante el mayor espacio de tiempo posible. Sin embargo, hay situaciones en la historia, que se van presentando durante la partida, que claman por una separación temporal del grupo de PJs.
Por ejemplo, una intrusión con el objetivo de espiar/robar sin ser detectados.
Habitualmente el factor sigilo es muy limitante, o van solo los más sigilosos o la cagas en grupo. Los menos sigilosos deben esperar pacientemente a que la intrusión acabe.

 "¡Malditos Enanos!"

Llegado el momento, ¿evitamos estas situaciones para que todos participen?

Probablemente, existan sitemas en los que todo el grupo pueda arriesgarse a la acción furtiva, con grandes posibilidades de éxito pero, me atraen más los sistemas en los que "no todos lo PJs son buenos en todo lo que hacen".

Mi opinión es, que deben darse estas situaciones de separación según la especialidad de los PJs, que se note donde destacan.
Solo que, se debe de mitigar un poco la espera del resto, sumando una nueva labor al Master.

El Director tendrá que aparcar la escena de incursión en algún momento y volver con los jugadores que esperan ansiosos. Poner a sus PJs en algún aprieto o hacerles testigos de algún suceso, que les haga entrar en tensión, darles algo de lo que hablar o rumiar. Algún enemigo se acerca distraidamente a su posición o pueden observar/escuchar como está a punto de suceder algo que va a comprometer la intrusión de sus amigos. Puede que solo sea una escena paralela en la que el Master les tienta con algo para meterles en un pequeño lío, nada grave, que les mantenga ocupados y parezca que vaya a poner en riesgo la operación principal.

Otra opción es aligerar la escena de la intrusión para que dure menos o ir al punto más interesante de la misma. Si la escena carece de interés, se debe de dejar claro en los primeros momentos para que los jugadores puedan decidir terminarla y volver a reunirse. En ese instante, no se debe perder tiempo, los incursores vuelven con su grupo tras una mera frase descriptiva del master, como mucho. La narración rápida de los momentos menos importantes será menos aburrida que la toma de decisiones por cada pequeño detalle.
No solo las escenas de infiltración, pasillos, túneles, senderos y ramales del río provocan la separación entre los PJs. De modo similar, en las escenas donde los PJs diplomáticos hablan o los comerciantes regatean, mientras los demás escuchan pacientemente (o ni siquiera asisten a la reunión), obtenemos la misma sensación. Si se alargan estas escenas o se repiten a menudo, se corre el riesgo de perder el interés de los demás jugadores.

Siempre que el Master tenga preparada la partida en esta dirección, con certeza de enfrentar este tipo de escenas, tiene que preguntarse "¿hay algo que puedan hacer mientras tanto el resto de PJs?"
Entiendase como algo dentro de la partida, mandarlos a leer revistas viejas a la sala de espera, me parece una condena atroz :)
Los PJs, que no estén inmersos en el conflicto dialéctico, pueden observar como otro Pnj comete algún acto delictivo o sospechoso, pueden ser ellos mismos quienes lo cometan aprovechando la distracción de sus camaradas o simplemente, algún/a apuesto/bella Pnj se dedica a flirtear con ellos/as.

Existen otros métodos para mantener ocupados a los jugadores que están a la espera. Se les podría "prestar" el control de los Pnjs o pedirles que hagan las tiradas que suele hacer el Master. Un ejemplo de esto sería, el de un PJ detenido por las autoridades al cruzar una aduana con una reliquia sospechosa. Los dos guardias de aduanas, encargados de realizar la conveniente comprobación o interrogatorio del sospechoso, podrían ser interpretados temporalmente por dos jugadores que permanezcan a la espera de la resolución del "malentendido" ;P
"La última vez que hablé con esos, no eran tan cabrones"
 
Por supuesto, si todo se debe a un plan orquestado por el Director desde hace tiempo, puede sorprender a todos con la invitación de un segundo Master para la otra mitad del grupo, incluso con la visita de algún extra, jugador extra, quiero decir ;P

Otro conflicto que puede darse en estos temas de separación del grupo, llega a raíz de un tipo muy concreto de PJ (o jugador).
El "Lobo Solitario" es un PJ que siempre tiende a separarse del resto y actuar con individualismo. El modo de lidiar con este tipo de PJs, más allá de intentar disuadir o dar lecciones a su jugador sobre lo bonito que es ser cooperativo, creo que es el de saciar el ansia que lo motiva. Bien pudiera ser que esa iniciativa le venga bien a la partida o al Master pero, supongamos que no.
Si su correría nace del capricho del jugador o el intento de dejar claro (por enésima vez) lo solitario y autosuficiente que és el PJ, invito al master a narrar su aventura dedicandole poco tiempo, declarando a todos que así se acelera la partida, que no hay razón para alargarla a cambio de lo que se va a obtener de esa escena. Se le pueden hacer un par de preguntas para que sean sus decisiones las que enfoquen la narración pero, al final, la narración tiene que ir rápido al grano y reunir al PJ solitario con los demás. Ya has conseguido lo que querías, ahora sigamos.
¿Por qué ceder ante la obsesión del "solitario"? por que es otro jugador más, con sus inquietudes, y en ocasiones acierta con la mejor opción, entonces se puede poner muy tonto xD
"¡Me voy a pelar de frío pero, me voy!"
 
En este último párrafo quiero mencionar una posible excepción a lo inconveniente de las separaciones del grupo. En este caso puede ser incluso deseable.
Las PRF!! "Partidas de Rol por Foro", que son de ritmo lento. Incluso con todos los PJs unidos, hay que esperar a que todos participen. En esta plataforma, se minimizan los problemas por desdoblamiento del master, sacando algún provecho a la división del grupo, los juadores no se están viendo ni tienen detalles de sus camaradas, y la sensación de no saber lo que les ocurre a los otros es poderosa. Tampoco tienen que esperar a que acabe el otro grupo para poder participar, juegan teóricamente, en paralelo. Siempre hay excepciones pero no afecta igual que en las partidas presenciales.
 
Y con esto lo dejo estar, que ahora ya no sé pa donde tirar.
¡Oiga, buena mujer! ¿me podría indicar hacia donde cae Shadizar?

4 comentarios:

Runeblogger of the Runeblog dijo...

Muy buen resumen de la división del grupo de PJs. Hasta me ha sorprendido que toleres a los "lobos solitarios", pero me ha gustado la solución de darles lo que quieren rápido y pasar a otra cosa sin detenerse demasiado. ;)

Thorkrim dijo...

Gracias ;)
No he dejado escapar la oportunidad de matizar ese punto :P
Si bien, es verdad que, el jugador puede decidir a su capricho, le pregunto por el motivo de su PJ, y claro, una elección bien razonada/disfrazada, que puede llevar a una larga discusión en caso de rechazo, es mejor visitarla, aunque sea brevemente.
Ahora bien, si no tiene ningún sentido, expongo los motivos por los que es una mala idea, dentro de la naturaleza de su PJ. Algo que su PJ debería de saber, aunque el jugador no haya reparado en ello ;)
Otras veces me enervo para mis adentros e intento ventilarlo rápido xD
Como en todo, afectan los modos, las formas y la verdad, suele hallarse en el punto intermedio :D

Master Gollum dijo...

A mi no sé que cáspita me ocurre pero me he dado cuenta que tengo tendencia demasiadas veces a separarme o ir en paralelo con el grupo (no siempre solo, pero normalmente la iniciativa sale de mi). Invito al máster aquí presente que me lance un rayo kámico-kármico la próxima vez que lo haga.

Thorkrim dijo...


Uff, que dejado tengo el blog! :S

No pasa nada por tener esa tendencia si el master te conoce y sabe lidiar con ella :D
Eso si, en unas jornadas, alguien acabará por usar el rayo xD